Actualidad

Turó d’en Mota, ‘vino de leyenda’ según Decanter

Stephen Brook

El cava nunca ha tenido una gran reputación, quizá porque la mayoría de consumidores esperan un vino de calidad media dado su modesto precio. A lo largo de los años, algunos productores destacados han intentado llevar a cabo cavas con crianzas largas y serias, pero fue Turó d’en Mota quien, en 1999, rompió esquemas tras su lanzamiento en octubre de 2008.

Turó d’en Mota fue el primer cava elaborado a partir de una viña única, trabajada a muy bajo rendimiento, que tomó su nombre de una colina llamada Mota, siendo turó la palabra catalana para colina. Su calidad fue rápidamente reconocida y algunos defienden que es el mejor cava de la región.

Recaredo fue fundado en 1924 de la mano de Josep Mata Capellades, y está especializado en cavas Brut Nature de añada. Sus 65 hectáreas de viñedos están a 40 kilómetros de Barcelona, en el Coster del Río Bitlles, una zona que experimenta inviernos suaves y veranos cálidos y secos.

Las brisas del sur de la costa también ayudan a moderar las temperaturas. La precipitación media anual es de 530 mm, la mayoría de los cuales caen durante el otoño. Más de la mitad de los viñedos son de la variedad Xarel·lo. También producen algunos vinos tranquilos por separado y bajo la etiqueta de Celler Credo, a fin de mantener la individualidad de los cavas Recaredo.

Hoy en día, la bodega está dirigida por Ton Mata, tercera generación de la familia y responsable de las innovaciones de los últimos años.

La añada

1999 fue un año marginalmente más fresco y  más seco que la media, con unas precipitaciones anuales de tan sólo 393 mm. La vendimia se llevó a cabo el 11 de septiembre.

El territorio

Este viñedo único de poco menos de una hectárea fue plantado en 1940 sobre suelos calcáreos cerca del pueblo de Sant Sadurní d’Anoia. Desde 2011, la viña, así como las demás de Recaredo, ha sido labrada por caballos para reducir la compactación. Todas se convirtieron a la agricultura biodinámica en 2006, pero la añada de 1999 fue elaborada a partir de una viña cultivada de forma ecológica. En todas las viñas de Recaredo, la cosecha es manual.

El vino

Este vino espumoso ha pasado aproximadamente 10 años en contacto con las levaduras (algunas cosechas posteriores han estado 130 meses con las madres dentro de la botella) y ha sido tapado con tapón de corcho natural. Las botellas son removidas a mano. Más inusualmente, son degolladas a mano sin congelar el cuello de la botella.

Las reacciones

La prestigiosa guía española de vinos editada por José Peñín dio una bienvenida prudente al debut de esta añada con 90 puntos, pero las cosechas más recientes (producidas de forma biodinámica y elaboradas con un estilo menos oxidativo), han marcado mucho más; el mismo Peñín valora este vino como uno de los dos mejores cavas jamás elaborados.

Otra guía española de vinos, la Guía Proensa, valoró el debut de esta añada de forma más positiva: “Una nueva dimensión en el mundo del cava. Muestra complejidad y elegancia con matices minerales pronunciados. Armónico y vigoroso”.

En 2008, Joan Roca del Celler de Can Roca (tres estrellas Michelin; escogido World Best Restaurante 2013 y 2015 por The Restaurant Magazine) de Girona, afirmó: “Es el primer cava grand-cru de la historia. Es como un gran vino blanco, pero con burbujas. A pesar de la larga crianza de más de 100 meses, conserva la vivacidad, intensidad y frescura de un gran cava”.

Margaret Rand, escribió en el año 2016 para The World of Fine Wine: “Ton Mata tenía 28 años cuando se elaboró ​​este vino, y 38 cuando salió a la venta. Una larga espera”. Añadió: “Tiene un sabor calcáreo y fino, con hinojo y pomelo en la nariz y miel en el paladar. Es esbelto, estructurado y preciso; consistente, concentrado y muy largo”.

Decanter Magazine
Marzo de 2018